Archivo para Actividades en clases

Despedida a un gran ser humano, mi gran amiga Pilar Proaño

Sé que este blog es para transmitir información científica y profesional, pero esta vez pido disculpas pero dejaré a un lado esta particularidad para escribir sobre una persona que ha sido fundamental en mi vida y a la que quiero hacerle un homenaje.

Hace poquísimos días, llegó el día del “amor y la amistad”, del cual no estoy tan de acuerdo por la forma que actualmente se ha llegado a comercializar. A pesar de aquello, siempre escribo a los seres más queridos y apreciados, y este día 14 de febrero de 2020 no fue la excepción pero jamás me imaginé que se iba a convertir en uno de los días más tristes de mi vida.

No suelo estar llamando ni escribiendo a todos los amigos y familiares para saludarlos en este día, pero en realidad son poquísimas las personas a las que suelo escribir deseándoles un bonito día. Aquellas personas que recibieron un saludo de mi parte fueron: Ledys Jimenez, María José Muñoz, Natalia González, Fabián Mendoza, a los amigos de mi grupo de Investigación y finalmente a mi querida y adorada amiga Pilar Proaño.

Mis palabras hacia ella a través del WhatsApp, en este día fueron las siguientes : “Pilita querida, te deseo que en este día te la pases feliz con tus seres queridos. A pesar de la distancia y las circunstancias, siempre te tengo presente en mi corazón. Eres de esas personas que no me podría olvidar tan fácilmente. Cuidate mucho y disfruta con tu bella familia de este día. TQM” 07:22 AM.

Pilar ha sido para mi una amiga extraordinaria. Siempre ha tenido una conexión muy fuerte conmigo. Cuando estaba mal de “amores”, o enfermo, o con cualquier otro tipo de problemas, casi siempre ella “sabía” que algo me pasaba, no sé cómo exactamente sentía esas cosas, pero ella siempre intentaba comunicarse conmigo para darme su aliento. Pilar quizo verme siempre bien, feliz y era de esas personas tan leales que podía meter las manos al fuego por sus verdaderos amigos.

Cuando le comentaba que ya estaba con una novia, inmediatamente me indagaba, me preguntaba casi todo sobre ellas. Al final, le decía que porqué tantas preguntas si yo me sentía bien, a lo que ella me respondía casi siempre: “Gustavo, sé lo sensible que eres y no quiero que nadie te haga daño”. Siempre estuvo allí, cuando la necesitaba.

Regresando al día de San Valentín, ella no contestó mi mensaje y me pareció un poco extraña esa situación. La última vez que tuve contacto con ella, fue el día de mi cumpleaños (29 de noviembre), en el que me envió sus respectivos saludos. Lamentablemente el día de su cumpleaños (1 de diciembre) no me pude comunicar con ella para felicitarla, la verdad no sé porqué, siempre solía hacerlo en esta fecha especial y la verdad me siento muy triste por aquello.

Este día 14, exactamente a las 16H20 recibí un mensaje por messenger por parte de mi querido amigo y quien fue su adorado esposo: Javier Portilla, quien me escribió lo siguiente:

Javier: “Hola Gus”.

Yo: “Hola Javier, un abrazo en este día”.

Javier: “¡Que tal Gus!, vi un mensaje tuyo en el celular de Pily… veo que no te enteraste… Me apena mucho contarte que Pily falleció“.

No tengo palabras para expresar lo que sentí en ese momento, era como que estaba viviendo un sueño, una pesadilla, no lo sé. Es algo indescriptible lo que me sucedió, no lo podía creer. Pensé por un momento que alguna persona entró en el Facebook de Javier y le hackearon su cuenta. No lo pensé dos veces e inmediatamente lo llamé, quien en forma directa me dijo que cómo él me podría mentir semejante noticia (le había dicho que esa noticia era una mentira)… no lo creía, era algo que jamás me lo podía imaginar.

En aquel momento estaba junto a unos huéspedes que recibí en casa, quienes fueron los primeros testigos de mi dolor. Empecé a llorar como un niño, no me pude sostener. En la noche fue el turno de mis padres, quienes también me vieron llorar por esta noticia terrible. y quienes supieron consolar mi dolor.

Fue un fin de semana en el que lloré todo lo que pude, no lo puedo negar. Aún se me vienen los recuerdos de cuando nos hicimos amigos hace ya como 20 años probablemente, en el que compartimos tantas anécdotas por teléfono, por las redes sociales de esa época, de manera personal en Cuenca y Quito , esta última ciudad donde finalmente se radicó con su esposo y sus hijos: Sofy y Joaquín.

Muy difícilmente me podré olvidad de ella, fue verdadera amiga y hasta mi confidente. Conocía casi todo de mi vida y yo mucho de la de ella.

La razón por la cual ha fallecido, lamentablemente fue por un cáncer letal. El diagnóstico fue: Liposarcoma desdiferenciado. Según leía, “su incidencia es de aproximadamente 1/330.000 personas/año”. Ella fue una de esas personas a las que esta enfermedad la mató. Murió a menos de un mes de haber conocido el diagnóstico. Estoy casi seguro que el día de mi cumpleaños ya lo sabía. También estoy convencido de que ella no me comentó nada de su enfermedad, para que no me sienta mal y obviamente, tenía su prioridad que era su familia. Ella ha muerto el 26 de diciembre de 2019 en horas de la madrugada y sus restos descansan en el campo Santo Colinas de Paz de la ciudad de Quito. No me imagino el dolor que siente su esposo Javier, y especialmente para sus dos hijos Sofy de 11 y Joaquín de 7 años.

 

Última foto publicada en Facebook, junto a su hijo Joaquín.

 

El mensaje que deseo dejar después de contarles esta historia, es que tratemos de hablar con nuestros seres queridos, amigos, etc. y decirles que los amamos y queremos, que estamos muy orgullosos de ellos y que debemos ser gratos por todos los momentos compartidos. No dejemos nada pendiente para cuando se vayan o nos vayamos de este mundo.

Siento que fui de alguna manera ingrato con ella, me invitó muchas veces a Quito para compartir con su familia, lamentablemente siempre hubo una excusa ya sea por mis estudios doctorales o por cualquier otra situación, por lo cual pido disculpas públicas a toda su familia.

 

Familia Portilla Proaño

 

Se ha ido y me ha dejado un vacío en mi corazón que jamás será llenado.

Tantos escritos, tantas miles de palabras y horas de conversaciones, tanto cariño, tantos buenos deseos, tantas reprendidas y “haladas de orejas”, pero sobre todo mucho mucho amor hacia mi persona, se han terminado. La extrañaré.

He encontrado algunas palabras que ella me ha escrito, como por ejemplo cuando viajé a España por primera vez a mi doctorado un día 01 de febrero de 2015, 7:33 AM: “Hola mi querido Gustavo, veo que ya estás en España, deseo de todo corazón que te vaya super bien allá en estos meses y que sea el inicio de algo muy próspero para Ti, cuídate, no te desmandes pero trata de disfrutar al máximo esta oportunidad que te da la vida, porque no sólo de estudios y trabajo vive el hombre… Dios te bendiga.”

Todos mis viajes fue ella quien me “acompañó”. Era la que me daba energía para seguir persiguiendo mis sueños y, siempre que algo me sucedía en mi vida: un cambio, un nuevo viaje, etc., no faltaban sus palabras de: “UY Q BUENAS NOTICIAS…PERO NO TE OLVIDES DE LOS AMIGOS, NADA MAS”. “Hola Guuuuuuuuuus, ¿ya están listas las maletas para el viaje?” (27/02/2014). Seguro mis viajes ya no serán iguales.

 

Una foto del recuerdo junto a mi amiga Pilar y su famila.

 

Tomo las palabras de mi buen amigo español Fernando Ferro, a quien le conté sobre la muerte de este ser tan querido, quien me supo manifestar lo siguiente: “Si existe un más allá, Ella sabe con seguridad de tus sentimiento, y no debes sentirte mal pues entre ella y tú no habrá distancia ni separación si no unidad. La muerte de este mundo no es el fin, es un recopilación de vivencias (datos) para seguir configurando nuestra vida en libertad y libre de condicionamientos (la vida perfecta es la vida en la ley de la no ley, o por decirlo de otra manera, donde la ley no existe)”.

Finalmente, quiero manifestar mis condolencias a toda su familia. Perdón a ellos por no haber estado presente en esos momentos tan difíciles.

¡Hasta siempre a mi querida amiga Pilar Proaño!

Capacitación en el curso de “Incubadora Ágil de Gestión Académica”

Compañeros docentes e investigadores que asistimos al curso de capacitación

En la Universidad Politécnica Salesiana sede Cuenca, asistimos al curso “Incubadora Ágil de Gestión Académica”, para promover la creación de prototipos de rápida ejecución y bajo presupuesto, innovadores según la situación del mercado para el que se trabaja, partiendo de un mínimo producto. El mismo fue impartido por el Dr. Hugo Pardo Kuklinski fue organizado por Grupo de Investigación en Telecomunicaciones (GITEL) al que asistieron estudiantes y docentes universitarios El trabajo propuesto por Pardo Kuklinski consiste en que universidades, gobiernos, empresas, colectivos y emprendedores, conozcan cómo resolver sus retos, enfocándose en transformaciones que sean emocionalmente significativas, por ello, docentes e investigadores de la UPS y la Universidad de Cuenca, se refirieron a diferentes proyectos, basándose en la reinvención de la formación, el diseño de nuevos formatos de aprendizaje, guiados por la implementación de nuevas narrativas transmediáticas, la creación de laboratorios y redes auto gestionadas de educación, el rediseño de interfaces basado en el uso y ahorro de tiempo en las transacciones, el diseño de nuevas intermediaciones bajo la economía del compartir, la contribución a la transparencia y acciones en la economía circular y la monetización de oportunidades en los nichos de la cultura digital. En ese sentido, se partió de la óptica: “Inicia un proyecto siendo fundador de algo nuevo”, lo cual permitió descubrir las capas de soluciones híbridas que se están gestando en el mercado para convertirlas en un punto de acción y adelantar posibles soluciones. Además, esto permite poner en práctica ideas propias que sean posibles técnicamente (para los creadores y su equipo), viables (como servicio o negocio en un mercado) y deseables (para las personas). Así, el objetivo principal es incubar proyectos ambiciosos, no como un empleado o funcionario, sino como un micro-emprendedor.

Fuente: https://www.ups.edu.ec/noticias?articleId=15511243&version=1.0